13 de julio de 2011

INICIAR JUICIO S/ RETENCION DE COSA MUEBLE POR COBRO DE MEJORAS.

RETENCION DE COSA MUEBLE POR GASTOS EFECTUADOS:

Es la facultad o derecho por parte del tenedor de una cosa ajena mueble para mantenerse en la posesión de dicha cosa hasta tanto le sea abonado el pago debido por los gastos efectuados a favor de la misma durante el tiempo en que ha mantenido en su poder. En un juicio de retención de cosa mueble que sobre gastos efectuados se ejerce, al igual que en el de retención de inmuebles, por cobro de mejoras.


OBJETO: INICIAR JUICIO S/ RETENCION DE COSA MUEBLE POR COBRO DE MEJORAS.




SEÑOR JUEZ:




ANA PALAS, por ELIO VERA conforme lo justifico con el testimonio de poder que acompaño, constituyendo domicilio procesal en la casa de la calle Mompox Nº 1020 de esta ciudad, siendo el domicilio real de mi comitente la casa de la calle España Nº 1235 de esta ciudad a V.S., respetuosamente digo: ----------------------------------------------------------------------

Que cumpliendo expresas instrucciones de mi principal, vengo a iniciar demanda de retención de cosa mueble por mejoras contra la Sra. Roció Duarte, domiciliada en la casa de la calle España Nº 1298 de esta ciudad, fundado en las consideraciones de hecho y de derecho que paso a exponer: -----------------------------------------------------------------------------

HECHOS:

Que, la Sra. Rocío Duarte me había entregado su automóvil marca BMW, modelo 2003, color negro y con chapa Nº ABH-123 PY; mientras ella se ausentaba del país por 6 meses ya que debía atender asuntos de trabajo en E.E.U.U.-------------------------------------------------

Durante el transcurso de los 6 meses el automóvil había tenido problemas de motor debido a que la Sra. Rocío Duarte nunca le había hecho el mantenimiento al mismo; como así también tenia problemas de amortiguador y tren delantero, ya que la misma lo utilizaba para viajes largos la interior del país.---------------------------------------------------------------------

El monto de los gastos efectuados para poner en condiciones estables el automóvil, asciende a 6.425.840 Gs.; gastos que lo realice con autorización de la misma y con la promesa de que me seria reembolsado a su regreso; promesa que la misma no ha cumplido y además, me exige la devolución del citado vehículo sin el reembolso pertinente por los gastos efectuados.----------

DERECHOS:

La demandante funda la presente acción en los artículos 1826 y 1832 del Código Civil Paraguayo.

DOCUMENTOS PRESENTADOS:

1) Comprobantes de Gastos realizados por la recurrente por su cuenta.----

PETITORIO:

• 1. TENER POR RECONOCIDA mi personería en el carácter invocado y por constituido mi domicilio en el lugar señalado.----------------------------------------------------------------

• 2. ORDENAR el desglose y devolución de los documentos originales presentados, previa agregación y autenticación de las fotocopias por el Actuario.----------------------------------

• 3. TENER por iniciada la presente demanda que por "RETENCIÓN DE COSA MUEBLE por cobro de gastos efectuados" a la Sra. Roció Duarte y de la misma, así como de los documentos acompañados, correr traslado al demandado, citándolo y emplazándolo para que lo conteste en el término de Ley.-----------------

• 4. ORDENAR la anotación preventiva de la litis.---------------------------------------------

• 5. LIBRAR oficio al de igual clase en lo civil, haciéndole saber la promoción de la presente acción, a los efectos de evitar sea expedido el mandamiento de desahucio correspondiente.----

• 6. DICTAR oportunamente y previo los tramites de rigor, la Sentencia Definitiva, haciendo lugar a la acción promovida, condenando al demandado a abonar la suma reclamada, sus intereses, costos y costas del presente juicio, con costas.---------------------------------

PROVEER DE CONFORMIDAD Y SERA JUSTICIA.-

Elio Vera. Abog. ANA PALAS.

4 de julio de 2011

ACUERDO Y SENTENCIA Nº 126/10 "BLAS N. RIQUELME CENTURION C/ RES. N° 186 DE FECHA 24-07-09 DICTADA POR LA DIRECCION DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL Y RES. N° 762 DE FECHA 22-09-07 DICTADA POR LA SECCION DE ASUNTOS LITIGIOSOS".

En la Ciudad de Nuestra Señora de la Asunción, Capital de la República del Paraguay a los días once días del mes de agosto de Dos mil diez, estando presentes los Excmos. Señores Miembros del Tribunal de Cuentas, Segunda Sala, Alejandro Martín Avalos Valdez, Ramón Rolando Ojeda y Dr. Amado Verón Duarte, quien sustituye al Dr. Arsenio Coronel Benítez que se encuentra inhibido en la presente causa, bajo la Presidencia del Primero de los nombrados, por ante mí el Secretario Autorizante, en su Sala de Audiencias y Público Despacho, se trajo a acuerdo el expediente con la portada que se expresa más arriba a objeto de resolver el juicio contencioso administrativo caratulado: "BLAS N. RIQUELME CENTURION C/ RES. N° 186 DE FECHA 24-07-09 DICTADA POR LA DIRECCION DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL Y RES. N° 762 DE FECHA 22-09-07 DICTADA POR LA SECCION DE ASUNTOS LITIGIOSOS".

Previo el estudio de los antecedentes del caso, el Tribunal de Cuentas, Segunda Sala, resolvió plantear y votar la siguiente.

CUESTIÓN:

Está ajustado a derecho el acto administrativo recurrido? 

Practicado el sorteo de ley para determinar el orden de votación, dio el siguiente resultado: RAMON ROLANDO OJEDA, ALEJANDRO MARTIN AVALOS VALDEZ y DR. AMADO VERON DUARTE.

Y EL MIEMBRO DEL TRIBUNAL DE CUENTAS, SEGUNDA SALA, RAMON ROLANDO OJEDA, DIJO: Que, en fecha ocho de septiembre del de dos mil nueve (fojas 13/17 de autos), se presentó ante este Tribunal de Cuentas, Segunda Sala, el Abog. Hugo Mersan Galli, en nombre y representación de BLAS N. RIQUELME CENTURION, a promover demanda contenciosa administrativa contra la Dirección de la Propiedad Industrial. Funda la demanda en los siguientes términos: "HECHOS.- Que, en fecha 12 de diciembre de 2.005, la firma COMPAÑÍA SALUS S.A. se presenta a solicitar el registro de la marca "FUENTE DEL PUMA" en la clase 32 del nomenclador internacional Acta No 38.296/05.- Que, posteriormente en, fecha 14 de marzo de 2.006, mi representado, dedujo oposición en contra de la solicitud de registro de la marca mencionada en base a su solicitud anterior de registro de su marca "PUMA BEER", en la Clase 32, Acta 96/ 20.094 registro No 292773, de fecha 22 de Setiembre de 2.006.- Que, una vez sustanciada la oposición la Secretaría de Asuntos Litigiosos, dependiente de la Dirección de la Propiedad Industrial del Ministerio de Industria y Comercio dictó la Resolución Nro. 762 de fecha 22 de Agosto de 2007, por la cual declaró improcedente la acción deducida por mi representada y la firma y las firmas PUMA AG RUDOLF DASSLER SPORT, y HORACIO MANUEL CARTES JARA, y ordena proseguir los trámites correspondientes para la inscripción de la marca solicitada.- Que, mi parte interpuso recurso de apelación contra de la citada Resolución y sustanciado el recurso, en fecha 24 de Julio de 2.009, el Señor Interventor de la Dirección de la Propiedad industrial del Ministerio de industria y Comercio dictó la Resolución No. 186 por la cual Confirmó en todas sus partes la Resolución No 762 de fecha 22 de Agosto de 2.007, dictada por la Secretaría de Asuntos Litigiosos. Que, la Dirección de la Propiedad Industrial ha declarado improcedente la acción instaurado contra el Solicitante sustentando sus consideraciones en criterios claramente arbitrarios los cuales deben ser remediados en esta instancia. Que, las mencionadas resoluciones dictadas por la Sección de Asuntos Litigiosos y el Interventor de la Dirección de la Propiedad Industrial deben ser REVOCADAS por ser contraria a derecho y a la jurisprudencia existente en materia marcaría, y en base a las consideraciones que a continuación paso a exponer:. CONFUNDIBILIDAD DE LAS MARCAS EN PUGNA. Del mero cotejo de los signos enfrentados PUMA BEER Y FUENTE DEL PUMA, tenemos cuanto sigue: podemos percibir un gran parecido VISUAL GRAFICO, ORTOGRÁFICO Y FONÉTICO entre los mismos lo cual favorece a la confundibilidad que, es a todas luces manifiesta Que, VV. SS, coincidirá con nosotros en que la percepción simultánea de las mismas producen un impacto auditivo IDENTICO, sobre todo al pronunciar la palabra "PUMA" de gran peso a la hora de la realización del cotejo pues tratándose de marcas COMPUESTAS debe estarse al ELEMENTO PRINCIPAL a 1 momento del cotejo puesto que ésta es la que impacta en la mente del consumidor-.- Que, el agregado de la frase "FUENTEDEL" a la denominación de la marca de la adversa, no le imprime distintividad ni características especiales a la MISMA por lo cual NO PUEDE CONSIDERARSE UN ELEMENTO DIFERENCIADOR siendo la palabra PUMA la que impacta en la mente del consumidor- Que, siguiendo al tratadista Breuer Moreno, y atendiendo al caso que nos ocupa, podemos decir que "la similitud general entre dos marcas no depende de los elementos distintos que aparezcan en ellas, SINO DE LOS ELEMENTOS SEMEJANTES DE LA SEMEJANTE DISPOSICION DE ESOS ELEMENTOS.- Que, en tal sentido la marcas solicitada reiteramos posee NOTORIAS SEMEJANZAS con la marca de mi mandante razón por la cual, el público consumidor paraguayo caería EN LA CONFUSION DE PRODUCTO CON OTRO y además se verá IRREMEDIABLEMENTE INDUCIDO A ERROR SOBRE LA PROCEDENCIA DE LOS MISMOS.- Que la corte Suprema de Justicia ha venido sosteniendo que: "... las marcas deben ser inconfundibles entre sí, o bien distinguibles una de otra. Con esto se pretende proteger no solamente el interés del titular de cada producto que se sentiría sumamente perjudicado si sus clientes consumidores confundiesen la marca que representa con otra similar, perteneciente a otro productor sino, sino también el interés del público consumidor que eventualmente podría adquirir algo que en realidad no quiso..." (Ac. y S No 1445, 19/12/02 expte: Alcon Pharmaceutica LTD. CI Res dictado por la Secretaria de Asuntos Litigiosos y la Res. No 58/99 dictada por la Dirección de la Propiedad Industrial).- IDENTIDAD DE PRODUCTOS.- Que, por otro lado VV.SS., en el caso de autos, debemos tener particular consideración no el hecho que se trata de marcas inscriptas en LA MISMA CLASE- 32- y para proteger LOS MISMOS PRODUGTOS con lo cual se agrava la posibilidad de confusión que pueda darse entre los signos en pugna en detrimento ce los intereses del público consumidor paraguayo.- Que, efectivamente al tratarse de signos confusamente similares a la vista del consumidor y tratándose además de los mismos productos la, situación sería totalmente perjudicial no solamente para mi parte quien podría ver afectado su prestigio además de una posible pérdida de clientelas, sino también a los consumidores quienes podrían adquirir los productos de la adversa sin quererlo en realidad.- Que todo ello hace totalmente imposible una coexistencia entre ambos signos, por lo que deviene improcedente el registro de la marca solicitada por la contraria.- Que, por lo demás en el caso que nos ocupa estamos ante signos que protegen productos de la clase 32 cervezas, aguas minerales, gaseosas y, otras bebidas no alcohólicas bebidas y zumos de fruta, por lo que mayor aun debe la distintividad de las marcas, pues mayor es el riesgo que corren los consumidores que estarían expuestos tanto a la confusión en cuanto a la procedencia del producto como también en los productos en sí.- Que, al respecto la ley No 1294/98 de Marcas es muy clara al afirmar en su artículo 2º. "No podrán registrarse como marcas los signos o medios contrarios a la ley, al orden público, a la moral y a las buenas costumbres, y aquellos que puedan inducir a engaño o confusión respecto de la procedencia, el modo de fabricación, las características o la aptitud y finalidad del empleo de los productos o servicios de que se trate.- Que, a esta Excma. Sala le cabe, remediar los errores de los inferiores administrativos y evitar que la adversa al solicitar el registro de su marca que se beneficie con el renombre el prestigio y posicionamiento legítimamente ganado por la marca de mi poderdante lo, cual ocasionaría un grave perjuicio no solamente a mi parte quien podría ver afectada por la confundibilidad de los signos y, otros prejuicios económicas, sino también se estaría perjudicando gravemente el público consumidor nacional quien también se vería engañando con los productos que intenta comprar tanto como con la procedencia de los mismos.

Terminan solicitando, que previo los trámites de rigor, El Tribunal de Cuentas, Segunda Sala, dicte resolución haciendo lugar a la presente demanda contencioso administrativa por improcedente, con costas.

Y EL MIEMBRO DEL TRIBUNAL DE CUENTAS SEGUNDA SALA, MAGISTRADO RAMON ROLANDO OJEDA, PROSIGUIÓ DICIENDO:

A folios 139/140 de autos se encuentra agregado el escrito presentado por la parte demandada, por el cual se allana de la presente demanda contenciosa administrativa en los siguientes términos: "Que, en tiempo y forma y atento a la Resolución N° 155 de fecha 12 de Marzo de 2010, dictada por el Ministerio de Industria y Comercio cuya copia original se acompaña al presente escrito, que es su artículo 1º dispuso Autorizar a la Abogada Silva Santander Florentín, Directora General de Asuntos Legales del Ministerio de Industria y Comercio, a Allanarse a la Demanda interpuesta por el Sr. BLAS N. RIQUELME CENTURION, tramitado ante el Tribunal de Cuentas, Segunda Sala en el juicio caratulado: "BLAS N. RIQUELME CENTURION C/ RES. N° 186 DE FECHA 24-07-09 DICTADA POR LA DIRECCION DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL Y RES. N° 762 DE FECHA 22-09-07 DICTADA POR LA SECCION DE ASUNTOS LITIGIOSOS". Artículo 2 - Comunicar a quienes corresponda y cumplido, archivar, en la cual se me autoriza como Directora General de Asuntos Legales y en virtud del Art. 169 del Código Procesal Civil, vengo por el presente escrito a presentar el Allanamiento a la Demanda interpuesta por el Sr. BLAS N. RIQUELME CENTURION, solicitando desde ya la exoneración de cotas en virtud de que el Allanamiento presentado es incondicional, oportuno total, efectivo y de acuerdo a lo que dispone el art. 198 del mismo Código.- Que, esta decisión Ministerial es a los efectos de evitar gastos inútiles e innecesarios que pudiera acarrear al Ministerio, la continuidad del presente Juicio.

Que el modo normal de extinguirse un juicio es naturalmente por resolución de fallo definitivo, pero el Capitulo X, Titulo V, Libro I del CJP.C., instruye otras formas de extinción y la causa determinante depende de la voluntad de las partes. Estos modos son: "EL DESISTIMIENTO, EL ALLANAMIENTO, LA CONCILIACIÓN, LA TRANSACCIÓN Y LA CADUCIDAD DE INSTANCIA", por lo que de conformidad a las manifestaciones vertidas en autos, la acción contenciosa administrativa se extingue al existir un expreso allanamiento sobre la cuestión controvertida, por lo que soy del criterio que en virtud de lo dispuesto en el Art. 169 del C.P.C., Sección II, del Allanamiento, que textualmente dice: "El demandado podrá allanarse a la demanda en cualquier estado de la causa anterior a la sentencia. El Juez dictara sentencia conforme a derecho, pero si estuviere comprometido el orden público, el allanamiento carecerá de efectos y continuara el proceso según el estado. Si el allanamiento fuere parcial, el proceso continuará respecto de la pretensión controvertida. Regirá para el allanamiento lo dispuesto en el artículo anterior", todo por cuanto corresponde hacer lugar al allanamiento presentado por la parte demandada, por estar reunidos los requisitos exigidos por Ley para su validez, y en consecuencia ordenar el finiquito y archivamiento de la presente demanda contencioso administrativa, debiendo imponerse las costas en el orden pausado.

A su orden los Miembros Magistrados Alejandro Martin Avalos Valdez y Dr. Amado Verón Duarte dijeron: Que se adhiere al voto del Miembro preopinante por sus mismos fundamentos.

Con lo que se dio por terminado el acto previa lectura y ratificación del mismo firman los Excmos. Miembros del Tribunal de Cuentas Segunda Sala, por ante mí, el Secretario Autorizante, quedando acordada la Sentencia que inmediatamente sigue:

SENTENCIA: 126/10.

Asunción, 11 de agosto de 2010.-

VISTO: El mente que ofrece el Acuerdo y Sentencia y sus fundamentos;.-

TRIBUNAL DE CUENTAS, SEGUNDA SALA,

RESUELVE:

1.-HACER LUGAR AL ALLANAMIENTO, presentado por la parte demandada en los autos caratulados "BLAS N. RIQUELME CENTURION C/ RES, N° 186 DE FECHA 24-07-09 DICTADA POR LA DIRECCION DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL Y RES. N° 762 DE FECHA 22-09-07 DICTADA POR LA SECCION DE ASUNTOS LITIGIOSOS", de conformidad y de acuerdo a los fundamentos señalados en el exordio de la presente resolución, y en consecuencia;

2.-REVOCAR, la resolución N° 186 de fecha 24-07-09 dictada por la dictada por la Dirección de la Propiedad Industrial y la Res. N° 762 de fecha 22-09-07 dictada por la Sección de Asuntos Litigiosos.

3.-IMPONER LAS COSTAS, en el orden causado.

4.-ORDENAR EL FINIQUITO Y ARCHIVAMIENTO, de estos autos.

5.-ANOTAR, notificar, registrar y remitir una copia a la Excma. Corte Suprema de Justicia.

Ante mí:

Amado Verón Duarte.
Ramón Rolando Ojeda.
A. Martín Avalos Valdez.
Diego Mayor Gamell.

1 de julio de 2011

JUICIO: "OCTAVIO DE JESÚS CACERES Y OTRA C/ JUAN VICTORIANO GONZALEZ Y OTRO S/USUCAPION".


ACUERDO Y SENTENCIA Nº 240/02
JUICIO: "OCTAVIO DE JESÚS CACERES Y OTRA C/ JUAN VICTORIANO GONZALEZ Y OTRO S/USUCAPION".

En Asunción, Capital de la República del Paraguay, a los nueve días del mes de abril del año dos mil dos, estando reunidos en la Sala de Acuerdos de la Corte Suprema de Justicia los Excmos. Señores Ministros Antonio Fretes, Bonifacio Ríos Avalos y Enrique Sosa Elizeche por ante mí el Secretario autorizante, se trajo al acuerdo el expediente caratulado: "Octavio Dejesús Cáceres y otra c/ Juan Victoriano González y otro s/ usucapión", a fin de resolver los recursos de apelación y nulidad interpuesto por el abogado Oscar Osvaldo Ocampos A. contra el Acuerdo y Sentencia No 121 de fecha 22 de diciembre de 1999, dictado por el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial Primera Sala de la Capital.-
Previo estudio de los antecedentes del caso, la Corte Suprema de Justicia, Sala Civil y Comercial, resolvió plantear las siguientes:-
CUESTIÓNES:
Es nula la sentencia apelada?
En caso contrario, se halla ella ajustada a derecho?
Practicado el sorteo de ley para determinar el orden de votación dio el siguiente resultado: Fretes, Sosa Elizeche y Ríos Avalos.-
A LA PRIMERA CUESTION PLANTEADA el Ministro Antonio Fretes dijo: El recurso de nulidad no fue fundado, por lo que debe declararse desierto. Tampoco se observan vicios en la sentencia ni en el procedimiento anterior por lo que voto por la negativa de la primera cuestión.-
A SU TURNO LOS DOCTORES SOSA ELIZECHE Y RIOS AVALOS manifiestan que se adhieren al voto precedente por sus mismos fundamentos.-
A LA SEGUNDA CUESTION PLANTEADA el doctor Fretes prosiguió diciendo: Por S.D. No 36 del 13 de febrero de 1998, del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Octavo Turno de la Capital, se resolvió hacer lugar a la demanda de usucapión promovida por Octavio Dejesús Cáceres Sosa y Carmen Cáceres de Areco, contra Juan Victoriano González Cañete y Jorge de Berón González, con relación al inmueble individualizado como Finca No 194 de la ciudad de Fernando de la Mora.-
Por Acuerdo y Sentencia No 121 del 22 de diciembre de 1999, el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, Primera Sala de la Capital, resolvió revocar la S.D. No 36 del 13 de febrero de 1998, con costas en el orden causado.-
La usucapión entre condóminos es una cuestión que no presenta un criterio uniforme tanto en la doctrina como en la jurisprudencia.-
El Código Civil francés, en el asunto, es claro. Después de establecer en un artículo que la partición de condominio puede pedirse siempre, agrega en el siguiente, el 816, que puede pedirse "aún cuando uno de los coherederos hubiere gozado separadamente de parte de los bienes de la sucesión, si no ha habido un acto de partición o posesión suficiente para adquirir por prescripción". (Vide: Alessandri A. Somarriva, M. Y Vodanovic, A. "Tratado de los Derechos Reales. Bienes". Tomo II, Quinta Edición, Editorial Temis, Editorial Jurídica de Chile, Tomo II, pág. 19). Es decir, se reconoce manifiestamente la posibilidad de los condóminos de adquirir la totalidad del bien por usucapión.-
Nuestro Código no contiene una norma idéntica ni análoga, por lo que debemos realizar un estudio particular para establecer su procedencia o no en derecho.-
Existen tres posiciones doctrinarias relativas al tema:
1)  Tesis positiva: La prescripción adquisitiva entre comuneros tiene lugar cuando uno de ellos, desvinculándose de la comunidad o desconociéndola, empieza a poseer con ánimo exclusivo un bien en común, exteriorizando este ánimo con hechos inequívocos y concluyentes, sin que los demás comuneros, durante todo el tiempo necesario para escribir, pongan atajo a la situación mediante las acciones pertinentes, como, por ejemplo, la de partición. Se le critica a esta tesis no señalar el momento en que uno de ellos se desvincula de su calidad de tal para empezar su posesión exclusiva y se les acusa también de no precisar el medio por el cual se produce esa desvinculación; para todo esto no basta la sola voluntad de poseer como dueño absoluto, ya que cada comunero posee a nombre propio y de los demás. La respuesta de los sostenedores de la tesis positiva es que el momento de la desvinculación lo marca el primer hecho inequívoco y concluyente que delate la voluntad de poseer como dueño exclusivo y el medio de desvinculación depende de la especie. Por último, terminan, nadie piensa que baste la sola voluntad del comunero "separatista" para desvincularse de la coposesión, es necesario también que no surja en el debido tiempo la oposición de los demás comuneros a dicha voluntad (Vide: Alessandri y otros, op. Cit. Pág. 20).-
2)   Tesis negativa: No cabe ninguna prescripción entre comuneros, ni extintiva ni adquisitiva; ésta última requiere una posesión exclusiva, y la de los comuneros no lo es, ya que cada uno posee no solo a nombre propio, sino también al de los demás (vide: Alessandri y otros, op. Cit. Pág. 21).-
3)   Tesis que acepta excepcionalmente la usucapión entre comuneros: De acuerdo con otra opinión, si bien en principio la prescripción no opera entre comuneros, por excepción tiene cabida cuando hay un título que justifique la posesión exclusiva y no la sola voluntad del comunero prescribiente: Así ocurre cuando un copropietario transfiere una cosa dándose por dueño exclusivo de ella, el adquiriente no incorpora a su patrimonio sino la fracción o cuota del derecho que tenía el enajenante, porque nadie puede adquirir más derechos que los que tenía su causante; en consecuencia, el adquiriente pasa a ser comunero con los que no participaron en la transferencia, pero -entiéndase bien- comunero en la propiedad, y no en la posesión, ya que la posesión es el poder físico sobre la cosa de conformidad con la tesis sostenida por Ihering y adoptada a nuestro Código (art. 1925); el adquiriente empieza su propia y exclusiva posesión, que, si se prolonga por el tiempo exigido y con los demás requisitos legales, lo conducirá a la propiedad absoluta. El título justificativo de la posesión sería el contrato de compraventa celebrado entre el comunero que se hizo pasar por dueño exclusivo y el tercero comprador de buena fe. Otro ejemplo en que hay un título que justifica la posesión exclusiva es el de dos herederos que piden la posesión efectiva para si, ignorando la existencia de otro; luego hacen la partición y entre uno y otro se adjudican los bienes de la sucesión. Para la usucapión serviría de título justificativo de la posesión exclusiva precisamente la adjudicación. Y si el heredero omitido llega a reclamar su parte, los restantes podrían oponer la excepción de prescripción adquisitiva. (Vide Alessandri, op. Cit. Pág. 21 y ss).-
Adhiriéndome a esta opinión, considero que podría aceptarse la usucapión entre condóminos siempre que se dieran supuestos idénticos o análogos a los referidos en el párrafo anterior, confluyendo siempre la comprobación de los otros supuestos requeridos para la prescripción adquisitiva, como la determinación del tiempo del inicio de la posesión.-
Concuerda con este criterio Beatriz Areán en su libro "Juicio de usucapión" (Op. Cit. Hammurabi, Depalma, Bs. As., Tercera Edición, 1998, pág. 263) considerando fundamental la intervención del título por parte del condómino para que pueda usucapir de conformidad con la ley.-
En el caso que nos ocupa no puede determinarse una fecha cierta del inicio de la posesión exclusiva por parte de los actores, de la realización de actos posesorios exclusivos por parte de los mismos ni de la existencia de la intervención del título. En todo caso, la única prueba del inicio de la posesión exclusiva por parte de los mismos es el certificado de adjudicación obrante a fs. 8 de autos. Si bien ese documento, indica la transmisión de la posesión de la causante Lucila González de Cáceres (o Elida Lucila González de Cáceres), no se prueba tampoco desde cuando esta había tenido la posesión exclusiva.-
El art. 1936 del Código Civil establece: "Se juzga que la posesión sobre la cosa continúa, mientras no ocurra un hecho que cause su pérdida. Esta se producirá: b) por abandono o, en su caso, por cesación del poder de hecho ejercido sobre ella. La interrupción ocasionada por impedimento transitorio no produce efecto; e) por desposesión, sea del poseedor mediato o del inmediato, cuando transcurriere un año sin que estos ejerzan actos de posesión, o sin turbar la del usurpador". El art. 1921 expresa: "Salvo prueba en contrario, se presume que la posesión conserva el mismo carácter con que fue adquirida. Nadie puede cambiar por si mismo, ni por el transcurso del tiempo, la causa y las cualidades o los vicios de su posesión. El que comenzó a poseer por si y como propietario de la cosa, continúa poseyendo como tal, mientras no se pruebe que ha comenzado a poseer por otro. El que ha comenzado a poseer por otro, se presume que continúa poseyendo por el mismo título, mientras no se pruebe lo contrario...". Y continúa diciendo este artículo: "No habrá intervención del título por la sola comunicación al poseedor mediato, si ella no va acompañada de hechos que priven a este de su posesión o que no puedan ser ejecutados por el poseedor inmediato de la cosa de otro". En autos no han podido comprobarse desde cuando deben computarse algunos de estas u otras causales de pérdida de la posesión ni de la intervención del título.-
A este respecto la doctrina y la jurisprudencia sostienen que cuando en el transcurso del tiempo se produjo un cambio en el carácter de la posesión de manera tal que ha comenzado a poseer para si, dejando de reconocer al dueño como tal, esa modificación del carácter se da en llamar intervención del título, debiendo probarse en forma "clara e inequívoca" no solamente la posesión actual, sino sobretodo el momento en que comenzó a poseer para si, pues sólo de ese modo puede desvirtuar la presunción legal contraria a la usucapión, como lo es el reconocimiento de poseer por otro (Vide: BORDA, Guillermo. "DERECHOS REALES". Tomo I Pág. 309), (Vide: Corte Suprema de Justicia, Sala Civil y Comercial, Acuerdo y Sentencia No 353 del 9 de noviembre de 1995, en el juicio: LETICIA MARIA ZENONA KOHN B. DE FRIEDMANN C/ CORNELIO ALVARIZA S/ PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA).-
En el juicio de usucapión, es requisito fundamental la demostración de la posesión pública, pacífica, inequívoca y exclusiva, sin oposición por el transcurso de tiempo fijado por la ley. Por tanto, al no hallarse cumplido el requisito primordial de la demostración del tiempo de dicha posesión, corresponde confirmar el Acuerdo y Sentencia No 121 del 22 de diciembre de 1999, del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, Primera Sala de la Capital, en todos sus términos. Es mi voto.-
A SU TURNO EL MINISTRO SOSA ELIZECHE manifiesta que se adhiere al voto precedente por sus mismos fundamentos.-
AMPLIACIÓN DEL MINISTRO RIOS AVALOS: Comparto la opinión del Ministro preopinante, en cuanto a la confirmación de la sentencia recurrida, agregando lo siguiente: La posesión para poder usucapir debe ser excluyente. Los actos posesorios de conservación y mejora de los bienes en condominio realizados por los mismos, no pueden ser considerados en tal carácter, solo en caso de que tal goce se realice impidiendo a los demás condóminos el mismo derecho, podemos decir que la posesión es excluyente. La posesión debe ser animo domini, desconociendo en otros el carácter de propietario y comportándose como único dueño de la cosa. En autos las pruebas no han sido suficientes, en lo que hace relación a la antigüedad de la posesión, mejoras introducidas y demás elementos que demuestren la conducta del demandante en el inmueble en forma excluyente como lo requiere el art. 1989, por lo que por imperio de las disposiciones de nuestro Código Civil Paraguayo, entendiendo deberá mantenerse en pie la sentencia de segunda instancia.-Con lo que se dio por terminado el acto firmando S.S.E.E. todo por ante mi que lo certifico quedando acordada la sentencia que inmediatamente sigue:
Ante mí:
SENTENCIA NÚMERO: 240
Asunción, 9 de abril de 2.002.-
VISTOS: Los méritos del Acuerdo que antecede, la
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
SALA CIVIL Y COMERCIAL
RESUELVE:
DECLARAR DESIERTO el recurso de nulidad interpuesto.
CONFIRMAR el Acuerdo y Sentencia No 121 del 22 de diciembre de 1999 del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, Primera Sala de la Capital, en todos sus términos.-
ANÓTESE, regístrese y notifíquese.-
Ante mí:

Buscador

Cargando...

Seguir por correo!

Lo más nuevo

Siguenos en Facebook

Siguenos en Twitter

Archivo

Más Vistos.

Contacta con Nosotros!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

BUSCADOR...

Escritos de Derecho